| Dedicado | ¿Ya ves que no fue en vano? | Resina de amor |
| ¡ Compañero Mio ! | Yo |

Resina de amor

Tú fuiste quien como estatua
Suplantó aquel árbol,
En la esquina cercana de mi casa.

Quien recibió caniculares rayos
Y lloviznas húmedas
De sórdidos ocasos.

Tú con el viento compitieron
El armonioso silbo de un sifón
En las mágicas ondas del silencio.

Y en la desafiante esquina de la cita,
¡Proclamamos este amor,
Izando nuestros besos!

Acariciamos la luna
La llena, la recortada.
Y columpiamos el verso
En el festón de su falda.

Idilio como este
No conoce final.
¡Hasta los sauces lloraron
Con su resina de amor!

Cecília